El lado oscuro de Uber.

Artículo de

Si has utilizado un Uber lo más probable es que hayas tenido una agradable experiencia por muy poco dinero. La verdad es que es un gran servicio que ha llegado para quedarse. Yo, particularmente y desde el punto de vista de usuario del servicio, he sido uno de los grandes defensores del modelo de negocio. Los argumentos que se pueden poner sobre la mesa para defender este servicio frente al tradicional taxi son, a grandes rasgos, los siguientes; Uber, a diferencia del Taxi, cuida muy bien de la imagen, es más económico quizás con diferencias mínimas pero es más económico. Da más seguridad ya que el usuario sabe quién le recoge, cual es la ruta y sobre todo y no menos importante, cuánto va a costar antes de iniciar el viaje.
Desde el punto de vista de los usuarios y en contra de los intereses del gremio de las VT (taxistas) es un servicio muy completo que satisface una demanda ya existente igual o mejor que lo que hasta ahora existía. Hasta aquí todo es estupendo pero… ¿Sabemos cómo funciona Uber? ¿Cuáles son las condiciones laborales de los conductores? ¿Cuántas horas trabaja un conductor? ¿Cuanto gana un conductor? Todas estas cuestiones son las que voy a desvelar a continuación tras haber realizado una investigación minuciosa y reunir pruebas y testimonios reales. Lo primero que quiero aclarar es que, Uber es una plataforma/aplicación que pone en contacto a conductores y usuarios/clientes cobrando una sustanciosa comisión (20%) por realizar dicha comunicación. No tiene coches, no contrata conductores pero es responsable de la relación comercial entre  ambas partes y por tanto, ofrece ciertas garantías para que la relación, en la medida de todo lo posible sea satisfactoria.
Entonces, si Uber no tiene coches ni contrata conductores
¿Cómo es que hay tantos por las calles de Madrid?.
En un primer momento, Uber llega a España como al resto de países siendo un servicio ofrecido por particulares y en coches particulares con muy pocas garantías. Las exigencias municipales y el gran rechazo por el gremio de los taxistas les obliga a establecer su modelo de negocio por una vía alternativa. En este nuevo modelo con el que operan en la actualidad, Uber, ofrece sus servicios por medio de pequeñas y medianas empresas propietarias de las VTCs. Estas empresas a su vez son las que contratan conductores para ofrecer el llamado servicio de «vehículo con conductor». Entrecomillado porque en la práctica funciona igual que un taxi pero con algunas diferencias no muy importantes.

Condiciones para trabajar como conductor Uber

Si buscamos en las plataformas más populares para encontrar empleo la palabra «Conductor», nos sorprendería la cantidad de ofertas que podemos encontrar. Todas ellas con con unos requisitos imprescindibles para optar al puesto; Carnet de conducir con antigüedad mínima de 2 años, no tener antecedentes sexuales o penales, no necesario tener estudios ni experiencia, posibilidad de incorporación inmediata. Hasta aquí todo muy fácil para un gran número de desempleados, al menos en Madrid. Si cumples estos requisitos mínimos la oferta es máxima; ofrecen la posibilidad de conocer gente nueva a diario, organizar tu jornada laboral y lo mejor y más atractivo de la oferta, ganar el dinero que necesitas más incentivos complementarios a los que, dicho textualmente, «tú pondrías el límite». La empresa, para que puedas alcanzar tus objetivos, te entregará como herramientas de trabajo un móvil, tarjeta para combustible y un vehículo prácticamente nuevo o nuevo. Además, tendrías soporte 24 horas y un grupo de simpáticos compañeros dispuestos ayudarte en todo momento para que tu día a día sea un éxito. Dicho de esta forma todo es perfecto… Pero, ¿Qué hay de cierto en todo esto
Alguien dijo alguna vez que no todo lo que brilla es oro y que nadie da duros a pesetas…¡cuánta razón tenía!
La realidad que se esconde detrás de una oferta aparentemente atractiva puede explicarse de manera muy simple. Después de hacer una «entrevista» en la que aceptan a cualquier persona que tenga carnet de conducir y no tenga antecedentes, lo siguiente es un proceso de «formación» en el que, a parte de enseñarte el uso de la correspondiente aplicación (Hasta un niño la utilizaría sin instrucción alguna), te explican la jornada laboral, las horas de más alta demanda en la que se «recomienda» trabajar… y las normas de uso del vehículo y la tarjeta para reponer el combustible. ¡Todo listo! Una bonita camisa y corbata y a recorrer las calles a buscar clientes. Hasta aquí seguimos sin ver cual es el problema… El problema es que no siempre salen servicios y los servicios que salen en la aplicación, la mayor parte del tiempo, son de importes muy bajos,  por lo que, para llegar a la facturación exigida, 1000 euros a la semana, hay que hacer más de 40 horas semanales y aún así, a veces no se consigue el objetivo. Los conductores que llegan y cumplen los objetivos son personas que hacen entre 60 y 70 horas a la semana (el equivalente a las jornadas laborales de dos personas), jornada repartida de 4:00 a 10:00 y 18:00 a 00:00 de lunes a jueves, y los fines de semana mayormente en horas nocturnas. Teniendo, en muchos casos, que trabajar más de 12 horas diarias sin libranza.

¿Pagan horas nocturnas? No, ni tan siquiera viene contemplado en el contrato. No se contempla la jornada laboral ya que éstas empresas te dan la opción de establecer de motu propio los horarios en lo que deseas trabajar. Seguramente es el deseo de cualquier persona pero, ¿Qué pasa si no alcanzas los objetivos marcados por la empresa, esos mil euros a la semana de los que hemos hablado? La empresa revisa las horas en las que te has conectado a la aplicación y las zonas. Las horas de baja demanda en la que te hayas conectado no se contabilizan y aparecerán en nómina como falta o absentismo laboral y se descuenta. ¡Abusivo!

Por tanto, podemos decir que del sueldo ofrecido por este tipo de empresas por una jornada de 40 horas, 1100 euros brutos (en la que no pagan las  horas nocturnas, los días festivos, ni horas extras regulados en los estatutos de los trabajadores), y descontando los seguros sociales, ¿Cuál es el sueldo que realmente percibe un trabajador? O ¿Cuántas horas debe trabajar para que con las comisiones puede llegar a los 1100 euros en nómina?

Mil euros a la semana son 144 euros al día que, divididos en una jornada de 8 horas, son 18 euros la hora. 18 euros la hora descontando la comisión de Uber por cada servicio. Como ya hemos comentado, siempre que pedimos un Uber, si por ejemplo hablamos de un trayecto de unos 13,84 euros, Uber deposita al conductor unos 10,38 euros.

Si a todo esto se añaden los descuento por las multas, que en principio no deben llegar puesto que se debe conducir con responsabilidad, pero algunas llegan ya que estar más de 10 horas al volante provoca muchos despistes y estos son únicamente responsabilidad del conductor, descuentos de los desperfectos, sobre todo de carrocería de los vehículos, que se producen en gran medida de forma fortuita, por descuidos o infortunios, y los descuentos por exceso de kilometraje…

¿Cuánto cobra realmente un conductor de Uber?
Algunos, después de hacer jornadas de más de 60 horas, sus nóminas no han alcanzan los 400 euros. Y la pregunta que me hago es… ¿Cómo se controla esta actividad? ¿Dónde están los inspectores de trabajo en estos momentos? ¿Por qué nunca sale a debate público este tema? Más importante aún… ¿Por qué no se quejan los conductores? ¿Por qué Nadie habló de ello en campaña electoral? La primera de las cuestiones es que no hay ningún control. No hay ningún tipo de inspección porque sino, no lo entiendo. Luego está el tema de los conductores, normalmente, parados de larga duración, con bajo nivel de formación y en situación de precariedad que se ven obligados a elegir entre el paro o la esclavitud del siglo XXI. Empleados que a pesar de su mala situación, salían a exponerse arriesgando su integridad física durante el conflicto con los taxistas. Todo por miedo a perder un trabajo precario y haciendo pasar desapercibido lo verdaderamente importante de la situación. El servicio de las VTCs, al igual que ocurrió en su día con el servicio del Taxi, va camino a ser (si con los argumentos aportados no lo es ya) un monopolio en manos de multinacionales y terratenientes que se enriquecen con el sudor de los más necesitados, mediante una explotación encubierta y aceptada tanto por la sociedad (partícipe voluntaria o involuntariamente por desconocimiento) como por los gobiernos y mecanismos de control establecidos, en teoría, para garantizar un empleo digno en sociedades modernas como la nuestra.

NÓMINAS

Nóminas reales de un conductor que trabajó un mes en una de estas empras. Por suerte, ha dimitido y ya está en trámites de juicio de reclamación.
Todo esto ocurre básicamente porque, aunque las licencias VTCs no son tan costosas como la de los taxis, hay muy pocas y estas a su vez están en manos de unos pocos que sí pueden, con el apoyo de fondos de inversionistas (comúnmente llamados en otros sectores buitres) que vieron un filón, y con una capacidad económica importante como para comprar importantes flotas de vehículos y operar convirtiendo esta parte del sector del transporte en; Empleos precarios, con pocas garantías e injusto. via GIPHY Se va al traste lo de la economía colaborativa y volvemos al modelo ya establecido con los taxistas en el que sólo un pequeño porcentaje de los conductores es propietario de sus licencias (en este caso es prácticamente 0%) y la gran mayoría son trabajadores de empresarios cuyo principal objetivo es ganar dinero sin importar nada más. Se podría decir que la situación es peor que la de los conductores del Taxi. Ni siquiera son falsos autónomos que pagan un alquiler por el vehículo. Aquí el empresario tiene total control de los procesos de facturación y paga al empleado lo que le parece conveniente después de asegurarse de descontar todos los gastos generados y, por supuesto, sus beneficios. Se aseguran unas pérdidas mínimas y con el beneplácito del Estado, los usuarios y los pobres trabajadores.

Facturación Semanal

Trabajó más de cuarenta horas semanales hasta presentar su dimisión. La mayor parte de las horas hechas en fin de semana y en horario nocturno para aumentar la facturación.
¡Adiós a las soluciones tecnológicas afectivas y bienvenidos a las nuevos taxistas con traje y corbata!
Está claro quién sobra en la ecuación. Si los conductores fueran los dueños de las licencias y éstos, bajo la supervisión de los diferentes órganos y cumpliendo las exigencias y normativas impuestas para poder ofrecer dicho servicio, se podría ofrecer un servicio de mayor calidad y los trabajadores/conductores tendrían unas mejores condiciones de trabajo. Me atrevería a decir que incluso mejores que en muchos otros sectores. El hecho de tener que repartir la tarta entre tantos intervinientes hace que con el tiempo, en vez de avanzar y utilizar las nuevas tecnologías para adaptarnos a los tiempo, se produzca un estancamiento o retroceso que sólo beneficia a los de siempre.

5 comentarios en «El lado oscuro de Uber.»

  1. Mi pareja trabajó para cabify unos meses y la experiencia fue muy mala ya que se lo curraba mucho intentando llegar a los objetivos y unos meses lo lograba y otros no ya que es muy difícil y no por no hecharle horas sino porque hay horas donde estás en la calle y no te suelen saltar muchos servicios con los cuales hacer tu facturación diaria exigida por lo cual tienes que amanecer los fines de semana y si aún así no has completado sacrificar tu día libre para completar la facturación .
    Cosa que nunca entendí porque él aún llegando a la facturación exigida No le pagaban los 1100 euros de la nómina siempre le descontaban cosas que él no entendía y en los 5 meses que le trabajó nunca cobró más de 600 euros El decidió buscar otro trabajo porque no llegaba a finde mes con lo que le pagaban ahí y intentó trabajar en los dos a la ves ya que el nuevo trabajo sólo era media jornada pero fue imposible ya que a cabify o Uber tienes que trabajarle unoas 60 o 70 horas para poder hacer los 1000 euros y ellos al ver que no llegaba a los 1000 euros lo despidieron él pensó que por los 5 meses que llevaba cobraría algo de liquidación y sabes lo que cobro que de echo se lo pagaron a los 3 meses
    14 euros eso fue un descaro total se robaron la liquidación y todos los meses le cogían dinero de la nómina fue él peor trabajo que ha tenido jamás .

    Responder
      • Hola! Soy conductora Uber, la Socia Nancy Rivera que le avise que tuve un percance en un auto Versa y que le avise que yo me haría responsable de el , el hojalatero cobraría $2,000.00 lo que me contesto, el auto no descansa, sorry, no fue mi causa, quería que le pagara los 3 días que estuviera el auto en el hojalatero, si como no, obviamente eso no lo estipulaba el contrato y les regrese su auto a los 7 días como lo estipula el contrato, la cité en Uber para entregarle el auto y no fue, mando al marido y no le entregue el auto y acabé en denunciarla, a la hora de firmar dijo no traigo lentes que pase mi marido ups pues no paso, en fin… todo lo que que comentan es verdad , más faltan las pésimas experiencias como ir a Jalalpa , Metepec, Chimalhuacán y un sin fin de lugares peligrosos, más los peligros que pase con un borracho y una loca etc. , es una explotación al conductor (a) creen que uno es robot, me duele el isquion de la nalga derecha de tantas horas de manejo , hacía un promedio de de 100 viajes a la semana para cubrir la cuota y el robo de gasolina , más de $2,000.00 mensuales en mi caso , y exacto manejar 13 o 15 horas y no tener ni un día de descanso no es vida, más la ganancia, la peor experiencia laboral…

        Responder

Deja un comentario

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on whatsapp
Compartir

Sigue leyendo

¡Hola otra vez Blog!

Hola otra vez blog, hacía mucho tiempo que no pasaba por aquí. La verdad es que te he abandonado porque he tenido mucho lio. Suena

Leer más
El timo de wallapop

El timo de Wallapop

Si sueles vender en Wallapop debes leer este articulo para que no te ocurra lo que por poco no me ha ocurrido a mi. Wallapop es lo mejor pero si no tienes ojo te estafan muy fácil…

Leer más

¡Siempre hay de otra!

No sé cómo se hace, no tengo la fórmula mágica para resolver problemas, pero si tengo la capacidad y las ganas para resolver y pasar al siguiente.